Proceso y Procedimiento no son sinónimos

por | 10 abril 2020

 

Ambos términos están asociados al lenguaje jurídico, y aunque no son sinónimos, se emplean habitualmente como si lo fueran. Realmente cada uno tiene un significado y no se deben confundir.

Lamentablemente, entre los operadores jurídicos también existe una confusión total en el uso de ambos términos. Abogados, oficiales del Juzgado, jueces (incluso hasta magistrados del Tribunal Supremo) y legisladores llegan a emplear ambos términos de modo inapropiado.

Si acudimos a la etimología de cada palabra, ya podemos empezar a conocer sus significados

  • Proceso: Viene del latín processus que significa desarrollo, avance o marcha.
  • Procedimiento: Viene del latín procedo que significa acción de avanzar siguiendo una serie de pasos predeterminados.

 

Proceso

Son todas aquellas etapas que se deben seguir para lograr una finalidad. Los procesos pueden ir cambiando conforme avanza el proyecto, son dinámicos.

En Derecho, un proceso puede ser sinónimo de juicio como el conjunto de todas las actividades reglamentadas que se siguen para resolver una relación jurídica.

El proceso será el conjunto de actuaciones: la demanda, los recursos, la comparecencia judicial, la sentencia, etc.

 

Procedimiento

Es la secuencia de pasos preestablecidos que han de seguirse para conseguir una finalidad específica, no pueden ser cambiados.

En Derecho, el procedimiento son las normas concretas para desarrollar cada paso del proceso (es decir, es el reglamento de cómo ha de hacerse cada paso).

El procedimiento es cómo hacer el proceso: requisitos de la demanda, plazo para contestarla, orden en el que se exponen las pretensiones en juicio (y qué pretensiones se pueden exponer), formas de las resoluciones judiciales, etc.

 

Por tanto, es incorrecto llamar procedimiento al conjunto de actuaciones desarrolladas en un juicio, eso es el proceso. 

compartir