Cortes de energía y agua por impago

Cortes de energía y agua por impago

Cortes de energía y agua por impago

Por desgracia, los cortes de suministro por impago de energía y agua es algo cada vez más frecuente, y más debido a la crisis económica derivada de la pandemia de la COVID-19. Si bien un corte de suministro puede deberse a causas como una avería o labores de mantenimiento, lo cierto es que los más frecuentes son aquellos derivados de facturas impagadas.

 

Corte del suministro de energía por impago

Lo primero que hay que tener claro es que un corte de suministro es la última opción para una comercializadora de energía, la cual da varias opciones para pagar las facturas y evitar el coste. El proceso de corte de suministro es más o menos igual en todas las comercializadoras.

Ante una deuda por impago de alguna factura de energía, la comercializadora solicita el corte a la distribuidora de zona, encargada del “corte físico”. Antes de que a la distribuidora le llegue dicho aviso, la comercializadora sigue un proceso:

  • Para pagar la factura de energía de cada mes tenemos un plazo de 20 días hábiles. Si, pasado este tiempo, no se abona la factura, se envía un aviso de que existe un impago, ya sea telemático, postal o electrónico.
  • Primer aviso de impago: dicho aviso se envía a los dos meses de la factura impagada y en él aparece una nueva fecha tope de pago.
  • Segundo aviso de impago: si no se paga la factura debida tras este aviso, se enviará un segundo con acuse de recibo. En este segundo aviso aparece una nueva fecha.
  • Corte de suministro: si el segundo aviso tampoco conlleva el pago de la deuda, se envía por correo certificado un aviso con la fecha del corte de suministro.

Un corte en el suministro de energía no puede realizarse en un día festivo o sin servicio de atención al público. Si el último día del pago coincidiera una víspera de día festivo, se pasa al siguiente día laborable.

Según el artículo 52 de la Ley 24/2013 del Sector Eléctrico establece un grupo de consumidores que no pueden sufrir cortes de suministro:

  • Hogares donde haya un equipo médico vital.
  • Vivienda habitual de un consumidor vulnerable severo que posea el Bono Social y que estén siendo atendidos a través de los servicios sociales por estar en riesgo de exclusión social.
  • Viviendas que tengan bono social y en las que habite un menor de 16 años o una persona con un grado de dependencia del I o II o que tenga una discapacidad igual o mayor al 33%.

 

Suspensión del suministro de agua por impago

Si bien el mercado energético está liberado, el mercado del agua no, habiendo en cada zona una única empresa de agua que se encargará de todos los suministros. La compañía encargada del suministro puede proceder a un corte de agua por diferentes motivos, uno de los cuales es el impago.

Un corte de suministro de este tipo se produce si transcurren 15 días naturales desde la emisión de la factura sin que la persona consumidora la haya abonado. Pasado ese plazo, la empresa de agua abre un nuevo plazo de otros quince días en los que el usuario puede ir a las oficinas físicas y realizar el pago.

Si pasan tres meses desde el requerimiento del pago sin que se pague la deuda, la empresa del agua puede llevar a cabo el corte de agua por impago, rescindiendo el contrato y procediendo a la condena de la acometida, que consiste en la eliminación del tubo que lleva el agua a la vivienda).

Print Friendly, PDF & Email

Abogacía Preventiva

Para conocer más sobre la Abogacía Preventiva y de los beneficios que te ofrece...

compartir