Herencias: Tres casos reales (I)

Herencias: Tres casos reales (I)

Herencias: Tres casos reales (I)

Kuniko Kato

En esta ocasión voy a exponer tres casos reales relativos a Herencias. Destacan por lo inusual de lo debatido en ellos y el defectuoso asesoramiento jurídico previo que terminó causando perjuicios no queridos a algunos de los intervinientes.

El primero de ellos, sobre la irrevocabilidad del testamento futuro, si bien su consecuencia jurídica no presentó complejidad, sí puso de manifiesto un mal asesoramiento jurídico de la testadora. Los efectos queridos podrían haber tenido lugar de haber hecho las cosas de otro modo.

En segundo lugar trato un caso de desheredación de un hijo que previamente había recibido una donación de su padre. La parte contraria quiso dejar sin efecto tal donación, pero los actos –o mejor dicho, la omisión de los actos necesarios- en vida del donante (su padre), lo impidieron.

Y para finalizar, analizo un supuesto de renuncia de la legítima de la viuda, con la que se quiso perjudicar a nuestra cliente (la madre del fallecido) en una herencia de cuantía importante.

 

Irrevocabilidad de testamento futuro

Tras el fallecimiento de una señora apareció un documento manuscrito y firmado por ella fechado en febrero de 2014. Decía que dejaba sin eficacia todos los testamentos que pudiera otorgar ante Notario a partir de ese momento porque estaba sometida a la voluntad de su marido. No quería que tuvieran efecto alguno.

Posteriormente, en abril de 2014 otorgó testamento ante Notario.

Se nos planteó el valor del documento manuscrito de febrero y la validez del testamento de abril.

No hubo dudas de que el documento había sido manuscrito por la causante y que la firma era suya. En el Derecho Español,  los testamentos ológrafos (los escritos a mano por el testador) tienen eficacia. Pero son ineficaces las disposiciones por las que se dejen sin eficacia las disposiciones testamentarias futuras.

Es decir, el contenido de este documento no puede revocar o dejar sin contenido –por sí solo- el testamento posterior.

Ahora bien, los testamentos han de ser otorgados con plena libertad del consentimiento. Por tanto, ese documento sería un indicio de que la señora otorgó posteriormente el testamento notarial en el mes de abril coaccionada o violentada por su marido. Esto es, pudo tener coartada su libertad y por tanto ser nulo el testamento.

Puestos en ello, pudimos acreditar, con el apoyo de otras pruebas, que efectivamente el marido la había obligado a testar en el sentido en que lo hizo (favoreciéndole). La consecuencia fue que incluso perdió sus derechos como cónyuge viudo por causa de indignidad1 puesta de manifiesto por sus actos.

 

Donación a hijo desheredado. Sustitución

Un señor, en estado de viudo y con cuatro hijos, falleció con testamento por el cual nombró herederos por partes iguales a tres de sus hijos y desheredó al cuarto. La desheredación fue por «haberle injuriado gravemente» según quedó recogido en el testamento.

A este hijo desheredado, que a su vez tenía un hijo (es decir, el nieto del fallecido), le había donado su padre (el fallecido) en vida un apartamento años atrás.

A la desheredación el hijo realmente no se opuso. Serían ciertos los hechos (las injurias) y es una causa justa de desheredación.2

La consecuencia de la desheredación es que los hijos del desheredado ocuparán su posición en la herencia conservando sus derechos como legitimarios. Es decir, el nieto (hijo del desheredado), ocupó el lugar de su padre en la herencia por su derecho de representación. Siendo la legítima en casos normales 2/3 de la herencia, en estos casos solo abarcaría 1/3 de la misma, lo que se denomina legítima estricta.

Por tanto, la desheredación de una persona no afecta (salvo en la magnitud de la legítima) a sus descendientes. Si el desheredado no tuviera descendientes, esa parte acrecería a los otros herederos del testador.

Pero en el caso que examinamos, ciertamente el descendiente del hijo desheredado no fue nombrado en el testamento, lo que planteó si había sido preterido. La respuesta fue negativa, ya que según el Código Civil los descendientes de otro descendiente que no hubiere sido preterido le representarán en la herencia del ascendiente y no se consideran preteridos.

La última de las cuestiones que se plantearon fue que si la donación que realizó en vida de un apartamento al hijo que posteriormente fue desheredado debió entenderse revocada.

Realmente la desheredación como tal no es causa de revocación de una donación, por lo que la donación es válida. Aunque la causa que provocó la desheredación sí pudo motivar, en vida del donante, que la revocase (pero no lo solicitó).

>>>  El maltrato sicológico como causa de desheredación y de revocación de una donación

 

Así, el tratamiento que dimos a la donación realizada fue computarla para el cálculo de la legítima del hijo del desheredado (del nieto del fallecido), ya que este no puede recibir más de lo que recibiría su padre.

 

Legítimas de ascendientes

Un señor falleció en estado de casado, sin hijos. Su madre aún vivía. Había otorgado testamento en el que legó a su madre y a su esposa lo que por ley le correspondiera (la legítima), y nombró heredero al hijo de su mujer.

La viuda, con la intención de beneficiar a su hijo (el nombrado heredero) renunció pura y simplemente a su legado.

En primer lugar habrá que establecer qué participación de herencia le correspondería a cada uno de los nombrados en el testamento.

>>>  ¿Quiénes heredan cuando no hay testamento? La herencia intestada

 

A la madre le correspondería un tercio de los bienes3 y a la viuda le correspondería la mitad de los bienes, pero en usufructo.4 Al heredero, el hijo de la viuda, le correspondería el resto.

Pero la cuestión controvertida fue determinar el efecto de la renuncia de la viuda a favor de su hijo: si al haber renunciado a su derecho concurriría o no en la herencia con la madre del fallecido.

Las consecuencias serían distintas:

  1. Si se entendiera que concurría, su derecho sobre el usufructo de la mitad de los bienes pasarían a su hijo (el nombrado heredero).
  2. Pero si se entendiera que no concurría (al haber renunciado pura y simplemente), la madre del fallecido tendría derecho a la mitad de la herencia (véase el artículo 809 del Código Civil ya mencionado).

Es decir, en el primer caso la madre recibiría un tercio de la herencia, y el hijo de la viuda, dos tercios. En el segundo, cada uno, madre e hijo de la viuda, recibirían una mitad de la herencia.

La resolución judicial declaró que nuestro cliente, la madre del fallecido, no concurrió a la herencia con la viuda, y por tanto se le adjudicó la mitad de los bienes y no una tercera parte como en el testamento se disponía (opción 2.ª).

Obviamente los derechos del hijo de la viuda se vieron perjudicados por un mal asesoramiento legal a su madre (la viuda) al renunciar pura y simplemente a sus derechos hereditarios.

José María González López

José María González López

Abogado

 

Abogado en ejercicio desde 1993 adscrito al Ilustre Colegio de Abogados de Málaga. Socio Director de José María González Abogados, y Socio Fundador de InterLaki España Finlandia.

Especialista en Derecho Fiscal, Derecho Inmobiliario y Derecho de Sucesiones.

Colaborador habitual en revistas (nacionales e internacionales) como asesor de temas jurídicos.

josemaria@josemariagonzalezabogados.es

Print Friendly, PDF & Email

También te puede interesar...

10 estrategias para defender a un culpable

10 estrategias para defender a un culpable

Todo abogado penalista ha tenido que responder alguna vez a la misma pregunta: “¿cómo puedes defender a una persona si sabes que es culpable?”.
La respuesta está en el art. 24 de la Constitución Española: todas las personas -sean inocentes, culpables- tienen el derecho fundamental a la defensa

leer más
La hipoteca express (o urgente)

La hipoteca express (o urgente)

Como alternativa a los préstamos al consumo o a los préstamos hipotecarios concedidos por bancos, existe en el mercado unos préstamos concedidos de forma rápida, sin más garantía que la la vivienda, con un alto interés: la hipoteca express. Sus condiciones financieras se califican como usureras, por lo que son nulas.

leer más

Abogacía Preventiva

Para conocer más sobre la Abogacía Preventiva y de los beneficios que te ofrece...

Notas[+]

Tributación de sucesiones y donaciones en Finlandia

Tributación de sucesiones y donaciones en Finlandia

Tributación de sucesiones y donaciones en Finlandia

Vero Skatt es la autoridad fiscal finlandesa

Residencia

Según la Ley finlandesa del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (perintö- ja lahjaverolaki) una persona es considerada residente en Finlandia si tiene su vivienda permanente en Finlandia.

 

Impuesto de sucesiones

Hecho imponible

El impuesto sobre sucesiones (perintövero) grava la transmisión de los siguientes bienes recibidos por el beneficiario a título de herencia o legado:

  • Cualquier propiedad si el causante o el que recibe la propiedad como herencia o legado fueran residentes en Finlandia al tiempo de la muerte.
  • Inmuebles situados en Finlandia y acciones de una sociedad, cuando más del 50 por ciento del activo neto de la sociedad consiste en inmuebles situados en Finlandia.

 

Tipo de gravamen

El tipo de gravamen se calcula teniendo en cuenta el valor de la propiedad y el vínculo personal entre el que recibe la herencia o legado y el fallecido. Los herederos y legatarios se dividen en dos grupos:

  • Grupo I: Cónyuge (o pareja de hecho que hubiera estado anteriormente casado con el fallecido o tenga o hubiera tenido un hijo con él), descendientes, (hijos -incluido el hijo del cónyuge viudo-, nietos, etc.) y ascendientes (padres y abuelos).
  • Grupo II: Otros familiares que no pertenezcan al grupo I y personas que no son familiares.

A las personas del grupo I se les aplica la siguiente tarifa:

Base imponible (€)Cuota correspondiente al límite inferior (€)Tipo aplicable a la base imponible entre límite inferior y superior (%)
20.000,01 – 40.000,00100,007,00
40.000,01 – 60.000,001.500,0010,00
60.000,01 – 200.000,003.500,0013,00
200.000,01 - 1.000.000,0021.700,0016,00
1.000.000.01 -149.700,0019,00

Y esta a las del grupo II:

Base imponible (€)Cuota correspondiente al límite inferior (€)Tipo aplicable a la base imponible entre límite inferior y superior (%)
20.000,01 – 40.000,00100,0019,00
40.000,01 – 60.000,003.900,0025,00
60.000,01 – 200.000,008.900,0029,00
200.000,01 - 1.000.000,0049.500,0031,00
1.000.000.01 -297.500,0033,00

Se aplica una reducción de 90.000 euros al cónyuge y de 60.000 euros al hijo menor de 18 años (que también sea el heredero más cercano al fallecido).

Solo existe obligación de pagar el impuesto cuando el valor de los bienes recibidos por el heredero o legatario sea 20.0000 euros o más.

 

Herencia y usufructo

En Finlandia el usufructuario no paga impuesto de sucesiones. Pero la separación de la nuda propiedad y el usufructo disminuye el impuesto a pagar sobre sucesiones respecto de la nuda propiedad.

 

Declaración del impuesto

Siempre cuando el causante haya tenido su residencia permanente en Finlandia en el momento de su fallecimiento es necesario hacer un inventario específico del patrimonio llamado perukirja. Ese inventario servirá también como declaración del impuestos de sucesiones. El plazo de otorgamiento de perukirja es de tres meses desde la muerte del fallecido, a no ser que Hacienda lo prorrogue.  Una vez concluido el inventario, ha de remitirse a Hacienda en el plazo de un mes.

Cuando el causante no ha tenido su residencia permanente en Finlandia en el momento de su fallecimiento no es necesario de hacer perukirja, siendo suficiente realizar una declaración de impuesto de sucesiones (perintöveroilmoitus).

Aun en los supuestos en que no exista obligación de pago, la declaración del impuesto siempre hay que presentarla ante Hacienda.

Una vez recibida la documentación, Hacienda dicta una resolución sobre el impuesto de sucesiones que envía al contribuyente junto con una carta de pago. El impuesto se paga en dos plazos, salvo si la cantidad a pagar es inferior a 500 euros que se paga en un solo plazo.

 

>>>  Régimen patrimonial del matrimonio según la legislación finlandesa

 

 

Impuesto de donaciones

Hecho imponible

El impuesto de donaciones (lahjavero) grava la transmisión de los siguientes bienes recibidos por el beneficiario a título gratuito (donación):

  • Cualquier propiedad donada si el donante o donatario fueran residentes en Finlandia al tiempo de la donación.
  • Inmuebles donados situados en Finlandia y acciones de una sociedad, cuando más del 50 por ciento del activo neto de la sociedad consiste en inmuebles situados en Finlandia.

 

Tipo de gravamen

El tipo de gravamen se calcula teniendo en cuenta el valor de la propiedad y el vínculo personal entre el que recibe la donación y el donante. Los contribuyentes se dividen en dos grupos de la misma manera que en caso de herencias.

A las personas del grupo I se les aplica la siguiente tarifa:

Base imponible (€)Cuota correspondiente al límite inferior (€)Tipo aplicable a la base imponible entre límite inferior y superior (%)
5.000,01 - 25.000,00100,008,00
25.000,01 – 55.000,001.700,0010,00
55.000,01 – 200.000,004.700,0012,00
200.000,01 - 1.000.000,0022.100,0015,00
1.000.000.01 -142.100,0017,00

Y esta a las del grupo II:

Base imponible (€)Cuota correspondiente al límite inferior (€)Tipo aplicable a la base imponible entre límite inferior y superior (%)
5.000,01 - 25.000,00100,0019,00
25.000,01 – 55.000,003.900,0025,00
55.000,01 – 200.000,0011.400,0029,00
200.000,01 - 1.000.000,0053.450,0031,00
1.000.000.01 -301.450,0033,00

El impuesto sobre donaciones se aplica únicamente cuando el valor de los bienes recibidos sea de 5.000 euros o más.

 

Donación y usufructo

Una eficaz forma de minimizar el impuesto sobre donaciones en Finlandia es mantener el usufructo del bien donado y transmitir solo la nuda propiedad.

El valor del usufructo es un porcentaje del valor del bien que se calcula multiplicando un coeficiente basado a la edad del donante (en el momento de donación) por un coeficiente relativo a la renta anual presumida del bien.

 

Declaración del impuesto

El contribuyente ha de hacer la declaración del impuesto de donaciones cuando el valor de donación es como mínimo 5.000 euros, o cuando el valor total de donaciones del mismo donante en el periodo de tres años suma dicha cantidad.

El plazo para hacer la declaración es de tres meses desde del día de donación. Hacienda dicta una resolución sobre el impuesto que envía al contribuyente junto con una carta de pago. El impuesto se paga en dos plazos, salvo si la cantidad a pagar es inferior a 500 euros que se paga en un solo plazo.

Print Friendly, PDF & Email

También te puede interesar...

Compartir fotos de hijos en redes sociales

Compartir fotos de hijos en redes sociales

Hoy día estamos acostumbrados a ver en las redes sociales fotografías de los hijos de nuestros amigos, así como a publicar/compartir la de los nuestros. Son muchos los casos que compartir las fotos en redes sociales suscitan problemas entre los padres de los hijos menores de edad, especialmente cuando están separados.

leer más
El testamento ológrafo

El testamento ológrafo

Es un documento hereditario del derecho de sucesiones redactado a mano y firmado por el propio testador. Si bien puede ser muy útil en determinadas ocasiones, se desaconseja su utilización.

leer más
Herencias: Tres casos reales (I)

Herencias: Tres casos reales (I)

Tres casos prácticos reales sobre herencias: irrevocabilidad del testamento futuro, desheredación de un hijo que previamente había recibido una donación de su padre, y renuncia de la legítima de la viuda.

leer más

Abogacía Preventiva

Para conocer más sobre la Abogacía Preventiva y de los beneficios que te ofrece...

Custodia de los animales de compañía, y otros derechos

Custodia de los animales de compañía, y otros derechos

Custodia de los animales de compañía, y otros derechos

© Guizmo, bichón maltés

 

No cabe duda de que las mascotas no son cosas. Son seres vivos que comparten su vida con nosotros, les ponemos un nombre, nos acompañan, jugamos juntos, dependen de nosotros, los necesitamos y, en definitiva, se crean lazos emocionales entre las mascotas y sus dueños. Ocupan un sitio en nuestros corazones y, por qué no, nosotros en los suyos (seguro).

Pero hasta principios del año 2022, las mascotas eran, a los ojos de la ley, cosas. Semovientes, pero cosas.

La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la forma en que sus animales son tratados (Mahatma Gandhi)

La Ley 17/2021, de 15 de diciembre, entró en vigor el 5 de enero de 2022 modificando el Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil. Por ella, los animales de compañía pasan a ser verdaderos miembros de la familia. Con ello se da solución jurídica a determinados problemas que antes la Ley ignoraba. Esta nueva regulación impone un nuevo criterio de interpretación de todo el ordenamiento jurídico español respecto de los animales.

Principalmente se resuelven los conflictos que nacían de las situaciones de crisis matrimonial (separación o divorcio), si bien es cierto que ya algunos Tribunales habían tomado decisiones al respecto. Nosotros, en casos en los que existían mascotas, también veníamos introduciendo desde hace años cláusulas respecto de ellos en los Convenios Reguladores.

Con estas modificaciones legales, la Ley, una vez más, se adapta a la realidad social en la que vivimos. Da respuesta a los problemas actuales.

La nueva legalidad promulga que los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, aunque no se excluye que puedan ser objeto de propiedad. Solo les será aplicable el régimen de las cosas en la medida en que sea compatible con su propia naturaleza de seres vivos con sensibilidad o con las leyes destinadas a su protección (por ejemplo, no se podrán vender sin el acuerdo unánime de todos sus propietarios).

Se impone la obligación al dueño del animal de cuidarlo respetando su cualidad de ser con sentimientos, y ha de asegurarle su bienestar conforme a dicha naturaleza.

 

En los casos antes aludidos de crisis matrimonial, el Juez deberá confiar los animales de compañía a uno o ambos cónyuges o propietarios de los mismos. Ha de establecer un régimen de vistas o compañía del animal respecto de sus propietarios, así como el reparto de las cargas asociadas a su cuidado. Las decisiones que ha de tomar el Juez han de considerar y atender al interés de todos los miembros de la familia y del propio animal.

Es decir, se introducen los pronunciamientos respecto de los animales de compañía como los ya existentes respecto de los hijos menores. El Juez ha de pronunciarse sobre ellos, y si se trata de una ruptura amistosa, el Convenio Regulador ha de contener mención a ello.

El Derecho de Sucesiones también se modifica. Aplicando el mismo criterio de bienestar de los animales, se regula el destino de los animales de compañía en caso de fallecimiento de su propietario sin que conste su voluntad expresa. En tales casos, se entregarán a los herederos que los reclamen; y si lo solicitara más de uno y no hubiera acuerdo unánime, decidirá el Juez su destino.

Otros aspectos regulados es que impone el cumplimiento de deberes de asistencia veterinaria y cuidados necesarios para garantizar su salud y bienestar en cuanto a su venta. Se prohíbe la constitución del derecho real de prenda sobre los ellos y que se extienda la hipoteca a los animales de una finca dedicada a la explotación ganadera, industrial o de recreo, y el pacto de extensión de la hipoteca a los animales de compañía.

También son declarados inembargables los animales de compañía en atención al especial vínculo de afecto que les liga con la familia con la que conviven, sin perjuicio de la posibilidad de embargar las rentas que puedan generar.

En otros lugares del mundo la protección de los animales ha tenido resoluciones que llaman la atención. Ponemos algunos ejemplos:

  • En 2016 se reconoció por un Tribunal argentino la condición de persona no humana a la orangutana Sandra, reconociéndole ser sujeto titular de derechos fundamentales, como, por ejemplo, el de la libertad.
  • En noviembre de 2021, la asociación The Nonhuman Rights Project planteó ante el Tribunal de Apelaciones de Nueva York una reclamación de habeas corpus para obtener la libertad del elefante Happy, que lleva 40 años en el zoo del Bronx.
  • En octubre de 2021, un Tribunal Federal de Ohio reconoció como personas jurídicas a los descendientes de los hipopótamos del famoso narcotraficante Pablo Escobar, que han proliferado en el río Magdalena (Colombia), autorizándoles a ejercer un derecho legal en su propio nombre.

Ya, legalmente, no son cosas. 

Print Friendly, PDF & Email

Abogacía Preventiva

Para conocer más sobre la Abogacía Preventiva y de los beneficios que te ofrece...

También te puede interesar...

El testamento ológrafo

El testamento ológrafo

Es un documento hereditario del derecho de sucesiones redactado a mano y firmado por el propio testador. Si bien puede ser muy útil en determinadas ocasiones, se desaconseja su utilización.

leer más
La opción de compra y la promesa de compra-venta

La opción de compra y la promesa de compra-venta

El Derecho ofrece distintas figuras contractuales relacionadas con la compra-venta de inmuebles que son útiles para las distintas situaciones que puedan darse. Una de ellas es la promesa de compra-venta y otra la opción de compra. El éxito del negocio jurídico vendrá en gran parte determinado por la correcta redacción del contrato en sí y por el estudio previo de las circunstancias tanto del inmueble como de la otra parte contratante. (Publicado en la revista El Inmueble, noviembre de 2017.)

leer más
¿Por qué otorgar testamento?

¿Por qué otorgar testamento?

¿Por qué otorgar testamento?

 

Para muchas personas la idea de otorgar testamento está lejana pues es algo que será útil cuando se vayan a morir (pero no se puede ignorar que cualquier persona se puede morir mañana -u hoy-, no hay que estar enfermo o ser muy mayor para ello). Para otras, no tiene sentido hacerlo pues, por ejemplo, solo tienen un hijo que lo heredará todo por aplicación de la ley (pero hasta en ese caso es útil hacer un testamento).

Las ventajas de hacer un testamento son muchísimas y muy variadas (esto dependiendo de las circunstancias de cada persona), y las desventajas son … ninguna. Nunca hemos tenido un caso en que haya sido más beneficioso que el fallecido no haya otorgado testamento. Y no puede olvidarse que el testamento otorgado puede dejarse sin efecto en cualquier momento por voluntad de quien lo hizo, o modificarlo total o parcialmente si alguna circunstancia concurrente haya podido variar.

Artículo 667 del Código Civil

El acto por el cual una persona dispone para después de su muerte de todos sus bienes o de parte de ellos se llama testamento.

Por tanto, nuestro consejo, basado en la experiencia, es que todas las personas (con independencia de su edad, patrimonio y demás circunstancias) otorgue un testamento. Pero las cláusulas de ese testamento han de estar pensadas para sus circunstancias concretas, desaconsejando una vez más acudir a contenidos estandarizados.

 

Caso 1

Una vez fallecida una persona, su herencia no se rige por la mayoría de las voluntades de sus herederos, sino por la unanimidad. Ello significa que todos los interesados (herederos) han de estar de acuerdo en dar una solución concreta a la herencia; caso contrario se deberá acudir a los Tribunales que, como siempre defendemos, debe ser la última opción.

Pues bien, puede darse el caso que nuestro protagonista de este caso tenga tres hijos que, por cualquier circunstancia (por ejemplo, por influjo de uno de los cónyuges; por ser de padre o madre diferente; por un enfado irreconciliable), no tengan entre sí una relación armoniosa. En el testamento se pueden adjudicar bienes concretos a personas concretas, de modo que la partición ya esté realizada (al menos en la parte más importante) por el testador antes de fallecer. El testador también puede dejar nombrado a un contador-partidor que hará el reparto de los bienes.

 

Caso 2

La ley protege en cierta medida al cónyuge que queda viudo, pero tal protección en algunos casos puede ser insuficiente. Mediante determinadas cláusulas del testamento la protección puede ser plena, garantizándose al cónyuge viudo la residencia en el domicilio e incluso medios económicos para subsistir.

 

Caso 3

Sin testamento, la ley otorga los mismos derechos a todos los herederos forzosos (que suelen ser los hijos). Puede darse el caso que nuestro protagonista de este caso tenga un hijo con necesidades especiales, o que uno de ellos no merezca recibir lo mismo que los otros (sin tener que llegar al caso de desheredarlo, que siempre exigirá causa justa).

Mediante el testamento se puede mejorar (es decir, dar más) a un hijo (o varios) respecto de los otros; e incluso se puede reservar una parte del patrimonio del testador para alguien que no sea heredero forzoso (otro familiar, un amigo, una institución benéfica, etc.) a quien agradecer o premiar alguna actitud en vida.

 

Caso 4

Un matrimonio fallece (por ejemplo, en un accidente de tráfico que no se puede prever ni programar) dejando huérfano a un hijo aún menor de edad. Al niño ha de nombrársele un tutor que será la persona que tomará todas las decisiones que sus padres ya no podrán adoptar y administrará el patrimonio que habrá recibido al fallecer sus padres. La figura del tutor es, como vemos, muy importante.

Mediante el testamento, los padres pueden designar a ese tutor, a la persona que educará y cuidará de su hijo.

 

Caso 5

Nuestros protagonistas son un matrimonio sin hijos, sin padres y sin testamento. Al fallecer uno de ellos por ley el otro hereda todo su patrimonio. Al fallecer el segundo, heredan los familiares de éste más cercanos (incluyendo el patrimonio heredado de su cónyuge). Es decir, la familia del que fallece en segundo lugar adquiere todo el patrimonio del que fallece en primer lugar; de modo tal que los familiares de éste  no adquirirían nada.

Tal situación, que no parece muy deseable, se evitaría con el otorgamiento de testamentos redactados pensando en las circunstancias personales de este matrimonio.

 

Caso 6

Mediante el testamento también se puede designar a la persona que heredará nuestros bienes dejados en herencia a otra persona cuando esta fallezca (los herederos de nuestros herederos). Son los fideicomisos, muy interesantes en determinadas situaciones.

 

Caso 7

Una persona tiene un patrimonio con un valor considerable y un solo hijo. A su fallecimiento, éste heredará todo ese patrimonio y tendrá que pagar una alta cantidad en concepto del Impuesto de Sucesiones.

Siendo el caso que el hijo de esta persona tiene a su vez varios hijos (es decir, nietos del protagonista de este caso), mediante el testamento puede disponer la herencia entre el hijo y los nietos de tal modo que en conjunto no haya que pagar nada por el Impuesto de Sucesiones, pudiendo dejar además el control del patrimonio a su hijo.

Conclusión

Mediante el testamento se puede, cuanto menos, ahorrar a sus hijos tener que hacer una declaración de herederos; evitar problemas en el reparto de sus bienes; mejorar a determinadas personas respecto de otras; ahorrarle a sus herederos el pago de parte o toda la cuota del Impuesto sobre Sucesiones; y, en definitiva, darle el destino que quiera a sus bienes incluso después de fallecer su propio heredero.

Por tanto recomendamos otorgue testamento redactado por un profesional que tenga una visión de conjunto de sus circunstancias.

 

José María González López

José María González López

Abogado

 

Abogado en ejercicio desde 1993 adscrito al Ilustre Colegio de Abogados de Málaga. Socio Director de José María González Abogados, y Socio Fundador de InterLaki España Finlandia.

Especialista en Derecho Fiscal, Derecho Inmobiliario y Derecho de Sucesiones.

Colaborador habitual en revistas (nacionales e internacionales) como asesor de temas jurídicos.

josemaria@josemariagonzalezabogados.es

Print Friendly, PDF & Email

También te puede interesar...

Abogacía Preventiva

Para conocer más sobre la Abogacía Preventiva y de los beneficios que te ofrece...

El testamento ológrafo

El testamento ológrafo

El testamento ológrafo

El testamento ológrafo es uno de los tipos de testamentos que el Derecho común español regula. Se caracteriza por estar escrito y firmado íntegramente de puño y letra del testador.

La necesidad de hacer testamento es innegable. Ya escribimos sobre ello en La utilidad de otorgar testamento. Además de poderse plasmar la voluntad del testador en cuanto al futuro de los bienes que deja (además de otros aspectos no materiales también importantes), supone un ahorro importante a los herederos tanto en trámites a realizar como económico.

Pero el testamento ológrafo no es el mejor testamento que se pueda hacer, como más adelante verás. Es una opción a la que solo se deberá acudir cuando no quede más remedio. La primera opción es otorgar un testamento ante notario.

>>>  Derecho de Sucesiones - Herencias y testamentos

 

Requisitos del testamento ológrafo

Como hemos dicho al inicio, la característica principal es que el testamento ológrafo ha de ser escrito y firmado íntegramente por el testador de puño y letra. Si contuviese tachaduras, enmiendas o escritura entre renglones, el testador ha de salvarlas con su firma. Mecanografiado y firmado no tendría validez.

Ha de contener la fecha (día, mes y año) en que es firmado. En cuanto al idioma, no necesariamente ha de estar redactado en español. Los extranjeros pueden redactarlos en su propio idioma.

Ha de ser otorgado por mayor de edad con plena capacidad, lo que supone un límite frente al testamento ante notario que puede ser otorgado desde los 14 años.

Necesita, tras el fallecimiento, ser elevado a público por notario.

Según el Tribunal Supremo estas formalidades tienen carácter esencial y la ausencia de cualquiera de ellas concluiría en la nulidad del testamento.

 

Protocolización

Aquí es donde empiezan las desventajas de este tipo de testamentos. Tras el fallecimiento se ha de contar con la participación de un notario, pero mediante un proceso más complejo que el haber otorgado el testamento directamente ante él. Ha de comprobarse que realmente fue redactado, escrito y firmado por el testador; y ha de elevarse a documento público por el notario.

 

Plazos

El proceso ha de comenzar antes del transcurso de los cinco años posteriores al fallecimiento del testador. Este es otro inconveniente: son testamentos con fecha de caducidad (no como los notariales).

Pero existe otro plazo que puede acortar aún más la vigencia del testamento: la presentación en el plazo de diez días. La persona que tenga en su poder el testamento ológrafo deberá presentarlo ante el notario competente en los diez días siguientes a que tenga conocimiento del fallecimiento del testador. El incumplimiento de este deber le hará responsable de los daños y perjuicios que haya causado, lo cual puede tener consecuencias económicas muy importantes (indemnización al nombrado heredero que sin ese testamento no lo sería o se vería perjudicado en su cuota hereditaria, por ejemplo).

También podrá presentarlo cualquiera que tenga interés en el testamento como heredero, legatario, albacea o en cualquier otro concepto, siempre y cuando tenga acceso a él.

 

Competencia

El proceso ha de realizarlo un notario, pero no cualquiera: solo el competente. Y ese notario será el del lugar del último domicilio del testador o el del lugar donde estén la mayoría de los bienes. Esto es otro inconveniente que dificulta la protocolización, pues el encargado de iniciar estos trámites puede tener su domicilio habitual en otro lugar.

 

Testigos

Para dificultar más el proceso, pero por motivos obvios de garantía que así lo exigen, han de participar en el proceso de protocolización tres testigos. Su función es aseverar ante el notario que conocían la letra y firma del testador. Tendrán que declarar que no tienen duda racional alguna de que el testamento que se les presente fue manuscrito y firmado por él.

En el caso de no poder reunir tres testigos, podría acudirse a una prueba pericial caligráfica que determinase la autoría del testamento, incrementándose notablemente los costes del proceso.

 

Acta

Si el notario, tras el proceso, considera acreditada la autenticidad del testamento autorizará el acta de protocolización. En ese momento, el testamento ya tendrá naturaleza de documento público y podrá desplegar su eficacia como tal.

>>>  Herencias: tres casos reales

 

Conclusión

Como hemos visto, es un camino que puede ser largo, incómodo y caro, cuando no insalvable. El consejo es no otorgar este tipo de testamento salvo que la situación lo haga imprescindible. Una situación que sí lo justificaría sería la de no poder acudir a un notario inmediatamente, pero el consejo es otorgarlo ante notario (con ese mismo contenido) tan pronto como se pudiera.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te puede interesar...

Plazo para devolución de una compra

Plazo para devolución de una compra

Derecho de desistimiento: El comprador puede devolver una compra en el plazo que el vendedor tenga establecido en su Política de Devoluciones. Si la compra se realiza a distancia (catálogo, teléfono, internet), el comprador tiene derecho a devolver la compra en el plazo de 14 días naturales.

leer más
Pactos parasociales: qué son y cómo defenderlos

Pactos parasociales: qué son y cómo defenderlos

Los pactos parasociales son acuerdos adoptados entre los socios de una sociedad con el objetivo de regular ciertos aspectos no establecidos estatutariamente. Ante el incumplimiento de un socio, los otros tienen herramientas para defender sus intereses.

leer más

Abogacía Preventiva

Para conocer más sobre la Abogacía Preventiva y de los beneficios que te ofrece...

Valoración del ajuar doméstico

Valoración del ajuar doméstico

Valoración del ajuar doméstico

El Tribunal Supremo1 ha cambiado el criterio, creando jurisprudencia, sobre la valoración y tratamiento del ajuar doméstico en las herencias con vistas a la liquidación del Impuesto sobre Sucesiones. El nuevo criterio es a favor del contribuyente y representa una postura más lógica y justa.

Ahora no todos los bienes son considerados para calcular el valor del ajuar. Con este ejercicio interpretativo el Supremo delimita el ajuar doméstico a los efectos del Impuesto a los bienes muebles afectos al servicio de la vivienda familiar o al uso personal del causante.

 

¿Qué es el ajuar doméstico?

Son los efectos personales, utensilios domésticos y los bienes muebles de uso particular. Ha de incluirse las joyas, obras de arte y otros bienes de tales características si no tienen un valor muy relevante.

Desde la perspectiva del Impuesto sobre Sucesiones forma parte de los denominados bienes adicionales que, en virtud de las presunciones establecidas en la normativa de dicho impuesto, integra el caudal relicto (bienes que integran la herencia). No obstante, en el caso de los matrimonios, no ha de tenerse en cuenta el importe de las ropas, el mobiliario y enseres que constituyan el ajuar de la vivienda habitual común de los esposos.

 

¿Cómo se cuantificaba?

Se valoraba en el 3% del importe del caudal relicto (conjunto de los bienes, derechos y acciones dejados por una persona a su fallecimiento), salvo que los herederos asignaran un valor superior. También cabía que dichos herederos probaran de modo fehaciente (en ocasiones probar determinados hechos es dificultoso) que su valor era inferior a ese porcentaje o incluso su inexistencia.

Ello suponía en la práctica un incremento casi automático de un 3% de la base imponible del impuesto. Era una flagrante contradicción al aplicar para su cuantificación un porcentaje sobre bienes que no podían contener por su propia naturaleza ajuar doméstico.

 

¿Qué bienes se consideran ahora para el cálculo del ajuar doméstico?

Partimos de la base de que no es correcto de que el 3% deba aplicarse a todos los bienes de la herencia “sino solo a aquellos que puedan afectarse, por su identidad, valor y función, al uso particular o personal del causante, con exclusión de todos los demás».

Por tanto quedan fuera del cálculo del ajuar doméstico aquellos bienes que son realmente ajenos (incluso por analogía) al propio concepto de ajuar doméstico. Entre ellos podemos mencionar, como los más comunes, acciones societarias, fondos de inversión, dinero en metálico u otros bienes incorporales, inmuebles que produzcan rentas o afectos a actividades profesionales o económicas.

Dicho 3% se correspondería solo con los bienes que puedan afectarse, por su identidad, valor y función, al uso particular o personal del causante, con exclusión de todos los demás.

En definitiva, no se incluirán los bienes que ninguna vinculación podrían tener, como cosas u objetos materiales, con las funciones esenciales de la vida o con el desarrollo de la personalidad del fallecido.

Para entender la dimensión que la revisión de este criterio puede tener, basta con conocer uno de los dos casos examinados por el Tribunal Supremo en sus sentencias, en el que la herencia estaba conformada, en un 99,97% por acciones de una empresa familiar.

 

Prueba del valor del ajuar doméstico

Otra novedad es que ya no le corresponde al contribuyente probar que el ajuar doméstico no tiene un valor del 3% sobre el total de los bienes de la herencia. Ahora el heredero dará al ajuar el valor que considere oportuno (con las bases sentadas por el Tribunal Supremo).

Según el Tribunal Supremo no será necesaria la aportación de prueba por parte del contribuyente para excluir determinados bienes del concepto de ajuar.

Es la autoridad fiscal la que deberá probar que el valor del ajuar es superior al otorgado por el heredero al liquidar el impuesto.

 

Revisión de liquidaciones antiguas

Este nuevo criterio afecta también a las liquidaciones del impuesto que ya se hayan realizado y pagado. El contribuyente puede solicitar la devolución de lo pagado en exceso (ingresos indebidos) siempre y cuando no haya prescrito su derecho (cuatro años desde que se realizó la liquidación del impuesto).

La devolución será mayor en los casos de herencias en las que no haya reducciones o bonificaciones fiscales por parentesco. Sería el caso de las herencias de hermanos, tíos, sobrinos o extraños.

No obstante habrá que ser muy prudentes a la hora de decidir si conviene solicitar esta devolución, puesto que la autoridad tributaria puede aprovechar para revisar los valores de los bienes heredados, o puede tener repercusiones entre los herederos que han suscrito los acuerdos de partición de los bienes de la herencia. Es decir, deberá estudiarse en el caso concreto que dicha posibilidad no nos afectará.

José María González López

José María González López

Abogado

 

Abogado en ejercicio desde 1993 adscrito al Ilustre Colegio de Abogados de Málaga. Socio Director de José María González Abogados, y Socio Fundador de InterLaki España Finlandia.

Especialista en Derecho Fiscal, Derecho Inmobiliario y Derecho de Sucesiones.

Colaborador habitual en revistas (nacionales e internacionales) como asesor de temas jurídicos.

josemaria@josemariagonzalezabogados.es

Print Friendly, PDF & Email

También te puede interesar...

El representante del no residente

El representante del no residente

Las personas no residentes en España pero que tengan que tributar en España han de tener un representante. Según el caso puede ser obligatorio o no, pero siempre es recomendable por la seguridad y tranquilidad del cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales y evitar recargos y sanciones.

leer más
La Auditoría Legal Inmobiliaria

La Auditoría Legal Inmobiliaria

En la elección de la vivienda que vaya a comprar, además de valorar su estética y funcionalidad, ha de contemplar diversas circunstancias legales que aconsejarán o no su compra. Para ayudar a nuestros clientes en su decisión de compra realizamos una completa Auditoría Legal Inmobiliaria

leer más
El testamento ológrafo

El testamento ológrafo

Es un documento hereditario del derecho de sucesiones redactado a mano y firmado por el propio testador. Si bien puede ser muy útil en determinadas ocasiones, se desaconseja su utilización.

leer más

Abogacía Preventiva

Para conocer más sobre la Abogacía Preventiva y de los beneficios que te ofrece...

Notas[+]